Establecimiento de Relaciones

Se estima que las relaciones bilaterales iniciaron en los años siguientes a la independencia de Centroamérica y la desintegración de la Federación Centroamericana en el siglo XIX.

Nicaragua es un aliado estratégico para El Salvador.

Ambos países comparten posiciones en relación a temas como: la situación del Golfo de Fonseca, el fortalecimiento del comercio recíproco, la promoción de los flujos de turismo e inversión, y, la profundización y fortalecimiento de la integración regional.

Nicaragua y El Salvador han mantenido relaciones bilaterales de alto perfil que datan desde los años siguientes a la Independencia de Centroamérica, en 1821, y la desintegración de la Federación Centroamericana, en 1839.